Primero en Deportes
06 mayo, 2015 - 5:20pm

Semifinales de Conferencia, un alivio a la rutina

 

Hasta hace relativamente poco tiempo, la NBA era dominada por San Antonio, Boston, Miami y los Lakers. Tim Duncan, Manu y Parker ganaron 4 anillos en los últimos 11 años, convirtiéndose en una franquicia legendaria.

Pierce, Allen y Garnett ganaron en 2008 y estuvieron en la cima por varios años. LeBron, Wade y Bosh, fueron los jefes de la Conferencia del Este y ganaron dos anillos consecutivos en esta década. Y Kobe está en otra galaxia; en mi humilde opinión el jugador más cercano a «Su Majestad» Michael Jeffrey Jordan que haya existido. Bryant tiene 5 Campeonatos,con diferentes elencos de reparto (Shaq, Malone, Payton y Gasol, entre otros) y ha jugado en 15 Juegos de Estrellas. Además, en una noche mágica, en 2006, le anotó 81 puntos a Toronto, el segundo máximo record de la historia (Chamberlain hizo 100 en un juego en 1962, lo cual es simplemente una obscenidad).

Los Playoffs de esta temporada, en ese sentido, son refrescantes. Equipos que recientemente no tenían ninguna trascendencia en la liga han ido construyendo bases, alrededor de “jugadores franquicia” para dar el paso hacia el siguiente nivel.

En este aspecto es que la estructura de “draft” que manejan en Estados Unidos tiene un alto nivel de sabiduría: los equipos con peor record tienen las primeras opciones de escogencia. De esta manera, en cuestión de unos pocos años, entre las escogencias del draft y la agencia libre, un equipo con un record patético puede estar peleando por un Campeonato; este es el caso de varios de los equipos que vemos este año en Playoff.

Revisemos cómo están las series de Playoff de esta temporada, cuya primera ronda ya nos brindó algunas sorpresas, así como varias confirmaciones del poderío actual de algunos equipos:

 

CONFERENCIA DEL OESTE:

 

GOLDEN STATE (1) VS. MEMPHIS (5).

Esta es una serie muy compleja de resolver para los Warriors, favoritos evidentes siendo que tuvieron el mejor record de la temporada (67 ganados y 15 perdidos). No tuvieron ningún contratiempo en la primera ronda, despachando a los Pelicans en 4 juegos, gracias a la brillantez del flamante MVP de la temporada regular, Stephen Curry. Si a esto le unimos la solidez ofensiva de Klay Thompson (16 puntos por juego en estos Playoffs), así como el aporte bajo los tableros del Australiano Andrew Bogut, tenemos un equipo que tiene la mira puesta en el título.

Sin embargo, Memphis tiene a su favor el haber eliminado a Portland en la primera ronda en 5 juegos, a pesar de que los Blazers eran teóricamente favoritos. Marc Gasol se ha establecido como un centro de élite, titular en el Juego de Estrellas y jugador dominante en ambos extremos de la duela. Zach Randolph es un jugador que aún no ha encontrado techo en cuanto a su talento y posibilidades de mejoría en su juego, a pesar de sus 33 años.

 

Mi pronóstico para esta serie es el siguiente: Golden State gana en 6 juegos.

Veremos.

 

 

 

Los Rockets se han consolidado como uno de los equipos mejor conformados de la NBA. En mi opinión, esta solidificación tiene nombre y apellido: James Harden.

Después de vivir 4 años bajo la sombra de Westbrook y Durant en Oklahoma City, su paso a Houston ha significado una explosión en su juego; pasó de 16 a 27 puntos por partido, así de simple. La técnica de tiro de Harden es poco menos que perfecta. Dwight Howard es el complemento perfecto para Harden: poder, rebotes y presencia física.

Por su lado, los Clippers tienen un gran equipo, que desde hace varios años le ha quitado protagonismo a sus vecinos, otrora dominadores del baloncesto de Los Ángeles. Si Houston tiene a Harden, Los Ángeles tienen a Blake Griffin, un portento de jugador. DeAndre Jordan y Chris Paul son sus lugartenientes.Un equipo peligrosísimo que pretende llegar a la final.

Pronosticar esta serie es difícil, pero creo que se va a 7 juegos. Si Chris Paul no se resiente de la lesión de hace unos días, Los Ángeles debe pasar.

 

CONFERENCIA DEL ESTE.

 

ATLANTA (1) VS. WASHINGTON (5).

 

Muy interesante esta serie, entre dos equipos que no tienen nada que perder y que no sienten la presión de ser favoritos en el Este. Si bien es cierto los Hawks tuvieron una gran temporada regular, acabando con el mejor record de su Conferencia (60-22), casi nadie espera que lleguen a la final. Ya dieron cuenta, con cierta dificultad, de Brooklyn, en 6 juegos. Atlanta no tiene grandes estrellas, más bien cuentan con una gran cohesión como equipo. Sin embargo, Millsap es un gran jugador, y Korver es una garantía en los tiros de tres puntos. Por su parte Washington sigue sorprendiendo, desde los Playoffs del año pasado, cuando eliminaron a Chicago contra todos los pronósticos.

En esta ocasión dejaron fuera a Toronto, supuesto favorito de la serie, en 4 juegos. Dependen mucho de lo que pueda hacer John Wall, Gortat y Beal. Ya dieron la primera sorpresa, ganando el primer juego de la serie de ¿Pronóstico? Aunque parezca imposible, creo que pasa Washington en 6 o 7 juegos, dando otra enorme sorpresa.

 

CLEVELAND (2) VS. CHICAGO (3).

 

Esta serie tiene ingredientes épicos y puede convertirse en un clásico de la Conferencia Este. Cleveland, que ya contaba con el gran Kyrie Irving, añadió a la mezcla a Kevin Love y a un tal LeBron James. Esto produjo que los Cavs pasaran de equipo accesible a favoritos para llegar a la final. De LeBron no se puede escribir suficiente, el Salón de la Fama está haciendo tiempo para recibirlo con los brazos abiertos. Un jugador absolutamente completo, que une a su impresionante poder y presencia física, una agilidad y tiro propios de un Shooting Guard. Es simplemente imparable y hace que cualquier equipo con el que juegue sea candidato. Chicago por su parte, decidió construir su equipo alrededor de un talentosísimo jugador franquicia:Derrick Rose.

Es un jugador cuyo talento jamás se ha puesto en duda. Sin embargo tiene un gran problema, las constantes lesiones. Los Bulls podrían haber llegado a varias finales de NBA en los últimos años si no fuera por la incertidumbre que produce no saber cuándo sucederá la siguiente lesión de Rose: una semana, un mes, un semestre.

El peregrinar de Rose hacia el quirófano es constante y me hace recordar otros grandes jugadores cuyas lesiones no les permitieron trascender como hubieran podido: Grant Hill y Penny Hardaway son dos ejemplos claros. Ahora bien, algunos jugadores de Chicago han crecido una enormidad, probablemente en parte a raíz de las prolongadas ausencias de Rose, lo que ha producido que tengan que echarse el equipo al hombro. Particularmente es el caso de Joakim Noah, Aaron Brooks y Jimmy Butler. La adición en esta temporada de Pau Gasol resulta vital en las pretensiones de Chicago.

Si Rose se mantiene sano, mi pronóstico se inclina hacia los Bulls, en 6 juegos.

 

Escrito por: Oscar Blanco

 

 

 

 

 

 

Categoría
Baloncesto